Chillanejos ecológicos no quieren nada con transgénicos ni UPOV-91

* Ñublensinos motivados con la ecología, el medioambiente y una forma de vida más natural vivieron jornada de debate.
* Temas como alimentación sana y segura, permacultura y sustentabilidad de los recursos, fueron la tónica del encuentro.

Quizás pueda parecer algo simple el titular de esta nota, pero mientras ayer muchos chillanejos celebraban el Día del Padre, con asados y festejos, un grupo de unos 90 ñublensinos, la mayoría de ellos jóvenes, compartieron y trabajaron durante todo el día en temas relacionados a seguridad y soberanía alimentaria, consumo consiente y otros temas que buscan mejorar y dar consistencia y sustentabilidad a la vida, en el contexto del Cuarto Encuentro Bío Bío en Transición.
En lo que responde a coyuntura, el programa de exposiciones, charlas e intercambio de semillas, contó con la exposición de Guillermo Riveros, presidente de Bío Bío Orgánico, quien hoy lunes figura como el vigésimo expositor de cincuenta, que darán testimonio frente al Tribunal Constitucional en la capital, en su caso para rechazar el tratado UPOV-91 (tratado relacionado al derecho intelectual de los obtentores de vegetales), que a juicio de los opositores a la iniciativa legal, deja expuesto el patrimonio fitogenetico nacional, que requiere de resguardos especiales.
Como era de esperarse Riveros también se refirió a los transgénicos en momentos que el parlamento también comienza a debatir una legislación, que busca aprobar el uso de esta tecnología en Chile para la producción agrícola. Cabe señalar que hoy el país solo puede producir semilla transgénica para la exportación, aunque está prohibido producir vegetales para el consumo nacional con esta tecnología, a pesar que permite el ingreso y venta de productos transgénicos importados sin que se indique su origen transgen.
La jornada comenzó a las 9 horas, en el segundo piso del Centro de Extensión de la Universidad del Bío Bío, con paneles y videos sobre los temas de transición, cuidado de las semillas y el concepto “slow food” o comida saludable. Luego se abarcaron conceptos como permacultura, soberanía alimentaria, obtentores vegetales y transgénicos. Después de debates sobre “Ecología holística, organismos y sociedades” y “Sabidurías ancestrales y visión de comunidad”, compartieron un improvisado almuerzo comunitario y continuaron con un trabajo de mesas grupales, denominado “Mate para el mundo” (ya que se bebía abundante mate).
Al momento de las conclusiones uno de los grupos analizó como protestarían si el Congreso chileno aprobara el tratado UPOV-91 o una ley que permitiera el cultivo de vegetales trangénicos en Chile y las respuestas que dieron al moderador, fueron desde “empelotándonos todos en la plaza de Chillán”, hasta “terminando con todo esto, y llamando de una vez por todas a una Asamblea Constituyente” (esta última propuesta fue apoyada con un aplauso general).
Estudiantes, dirigentes vecinales, profesionales de distintos ámbitos y personas interesadas en el medioambiente, economías alternativas, huertos urbanos, comercio justo, artesanía, energías renovables, organizaciones comunitarias, salud alternativa, entre otras, participaron en este encuentro que fue convocado por Permacultura Chillan (www.permaculturachillan.cl); Escuela de Psicología de la Universidad del Bío Bío; Foro de Soberanía Alimentaria del Bío Bío (http://fosabb.bligoo.cl/); Centro Cultural Küme Mongen (http://centroculturalkumemongen.blogspot.com/); Ecoescuela El Manzano (www.ecoescuela.cl/); Manzana Verde, Permacultura Urbana (www.manzanaverde.org); Instituto Chileno de Permacultura Bioregión Biobío (www.permaculturachile.org); Cet Sur (www.cetsur.org); Cedeco San Pedro de la Paz; Bío Bío Orgánico (www.biobioorganico.cl); Colectivo Viento Sur y Escuela de Curadoras de Semillas de Quillón – Anamuri.
DIAS CLAVE UPOV-91
Desde hoy el Tribunal Constitucional recibirá en audiencia a los 50 expositores, representantes de diversas organizaciones, que apoyarán o rechazarán a través de sus argumentos, la constitucionalidad del tratado UPOV-91, que tiene que ver con los derechos intelectuales de los obtentores de vegetales, es decir de plantas y semillas, y que estaba siendo analizado en la cámara alta hasta que un grupo de 17 senadores presentó un recurso al Tribunal Constitucional, para analizar su consistencia con la Carta Fundamental chilena.
Cada expositor, entre los que figuran organizaciones relacionadas a pueblos indígenas, gremios, SNA, Asoex, FIA, Conadi, Ongs, etc., tendrá diez minutos, por lo que si se tratara de una agendización estricta hay para más de nueve horas.

diarioladiscusion.cl

Leave a comment

Your email address will not be published.


*