Consigue cuidar tu dieta en el trabajo con hábitos saludables

Estar bien alimentados es una de las cosas fundamentales de nuestra vida. Cada vez pasamos más tiempo fuera de casa y más horas en el trabajo, por eso debemos ser conscientes de que tenemos que adoptar  hábitos de vida saludable también en nuestro lugar de trabajo.

Deberás seguir algunos consejos, y si estás en el momento de buscar trabajo también te interesarán estos consejos que compartimos, para estar bien alimentado y llevar una dieta saludable.

– La regla de oro de los nutricionistas es cumplir cinco horas al día. Posiblemente las únicas comidas que realicemos en nuestro hogar sean el desayuno y la cena, por eso no hay que olvidarse de comer sano a la hora de la comida y comer algo a media mañana y media tarde. Para comer entre horas llévate fruta o lácteos en el trabajo que puedes acompañar con una buena cuchara de miel, verás como manteniendo tu cuerpo alimentado durante todo el día además aumentarás el rendimiento en el trabajo.

– Es favorable que sigas siempre unos mismos horarios, además de cumplir con todas las comidas diarias recomendadas. Acostumbrar a nuestro cuerpo a las rutinas es bueno y notarás las mejoras.

– Para comer tómate tu tiempo y no lo hagas con prisas. Piensa que es el momento de relax y desconexión del trabajo, además de la oportunidad de relacionarte con tus compañeros. Por este y muchos otros motivos olvídate de comer algo deprisa delante del computador.

– Ten siempre a mano en tu lugar de trabajo una botella de agua, o un vaso. Los expertos recomiendan beber aproximadamente 1,5 litros de agua diarios. Mejorarás la cinrculación de tus articulaciones, mejorará tu riego sanguíneo y harás mejor todas las digestiones.

– Comer comida casera nos puede parecer complicado, pero con un pequeño esfuerzo es posible. Intenta prepararte comida de tu casa para llevártela al trabajo, o si sales a comer a algún restaurante pide comida ligera, ensaladas, verduras… Recuerda que los platos precocinados están bien y nos salvan de muchos apuros, pero no debemos abusar de ellos.

– Pasamos demasiado tiempo sentados, y es complicado ir al gimnasio para hacer algo de ejercicio. Si vas en transporte público o en tu vehículo, intenta hacer al menos un tramo del trayecto a pie. Por ejemplo, también puedes buscar en una página de clasificados como ésta una bicicleta de segunda mano.

Cuidar la dieta en el trabajo no es complicado, símplemente debemos interiorizar que es necesario seguir unas pautas e incorporar unos hábitos a nuestra vida para tener los mejores resultados posibles.

Fuente: yapo.cl

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*